Grasa

  • El efecto positivo de un sistema de engrase automático de Groeneveld-BEKA se maximiza al utilizar los tipos de grasa correctos y de buena calidad.

    La grasa se compone principalmente de aceite y un jabón de metal. Las partículas de aceite que ofrecen al aceite sus propiedades lubricantes, se mantienen juntos por el jabón metálico (también llamado espesante o estructura jabonosa). Se compone además de aditivos anticorrosivos y antioxidantes, entre otros.

    Todo acerca de la grasa idónea - Descargue la hoja de ruta definitiva

    Cover-and-Inside-open-ENG-cropped.jpg

  • ¿Cuándo puede considerarse apta una grasa?

    Las grasas que se emplean en los sistemas de engrase automático deben cumplir, entre otros, los siguientes requisitos importantes:

    • La grasa debe ser sumamente homogénea. El aceite y el jabón no deben separarse, ni bajo presiones altas ni cuando lleven ya más tiempo en el sistema.
    • La grasa suele bombearse a través de tuberías finas, cubriendo largas distancias, por lo que está expuesta a fuertes oscilaciones de temperatura. Aún así, debe poder seguir bombeándose con facilidad.
    • El aceite debe poseer unas buenas 'propiedades lubricantes' para evitar el contacto metálico, incluso a altas cargas (valor EP). Además, debe poder formar un reborde lubricante protector y ofrecer una protección suficiente contra la corrosión.
  • Si desea disponer de documentación técnica y comercial exhaustiva, pulse aquí para dirigirse hacia el portal de Groeneveld-BEKA.

  • OBTENER EL PAPEL BLANCO - TODO ACERCA DE LA GRASA IDÓNEA

    Cover-and-Inside-open-ENG-cropped.jpg

Fácil de bombear, incluso a bajas temperaturas.

Un alto grado de impermeabilidad al agua.

Resistencia a altas cargas.

To be translated. Do you have questions or are you looking for advice? We're here to support you.

To be translated. Is this the product that met your business needs? You can easily request a quote.

Contacto

Contact

Buscar

Please select your country and language